A modo de editorial: «Símbolos»

Ernesto Jorge García // Director

”el movimiento se demuestra andando”

Cubrebocas ¿Un nuevo aliado en la salud?

Con este título el 17 de julio de 2020, publicábamos una nota que, destacaba algunas características del uso del tapabocas o barbijo.

Decíamos que tiempo atrás, veíamos con actitud risueña, a los turistas chinos y japoneses dispersos por todo el mundo, con sus barbijos y cubrebocas. También los veíamos en las películas y series extranjeras.

Sin embargo, el terremoto sanitario que desencadenó este nuevo virus, hizo que aprendamos en pocos meses diversas formas de cuidarnos y protegernos.

Hoy la idea no es hablar del coronavirus Covid 19, de lo cual se puede leer en cualquier portal de internet o buscar información bastante acertada en cualquier lugar: sino remarcar, que el cubre boca y el barbijo debe ser una medida más, y permanecer como medio para evitar y transmitir enfermedades, asumiendo la responsabilidad de cuidar y cuidarse.

Por otro lado, cuando lo sacamos o lo desechamos, no debe tocarse la parte delantera del mismo (ya que hay restos de saliva y material contaminante), sino desde atrás. O sea, desde los elásticos y las cintas. También es prudente recambiarlo si se humedece demasiado.

No solo genera ahorro a los pacientes, tanto en dinero, como también en tiempo de enfermedad y gastos indirectos como contratar a alguien para que lo acompañe al médico, uso de remises o cuidados durante la internación domiciliaria u hospitalaria, también ayuda a la disminución en la cantidad de consultas, el descongestionamiento de las guardias, la disponibilidad de camas en internación y terapia por eventos respiratorios no relacionados con Covid 19, es algo que vemos día a día y que hace que tengamos que insistir en su uso como barrera efectiva para disminuir la posibilidad de infectar. “Palabras tomadas de mi amigo el doctor”.

¿Qué cambió hoy marzo de 2022? ¿Es el Cubrebocas un nuevo símbolo social? –

Recuerdo que, en la niñez, de quienes hoy son abuelos, la consigna con los chicos al salir a la calle era «no levantes nada el suelo», una prevención saludable, por todos los riesgos que implicaba, y, en correspondencia la actitud civilizada era, no tires nada en la calle.

Claro que los tiempos pasaron y, no en todos los casos para mejor, a merced de algunos descuidos, aparte de los papeles y algunas botellas, fue una época de encontrar pañuelos en la vía pública, un poco más adelante, fueron oleadas de bombachas y/o preservativos lo que marcaban la época de los mal educados o mal aprendidos, como más le guste llamarlos.

Hoy, desgraciadamente las veredas nos muestran otras malas costumbres, una manera poco sutil de transformar algo virtuoso, que al final de su vida útil se transforma en un símbolo de virtudes perdidas.

 
El más adelantado de los Formatos-
Link a la nota anterior: bit.ly/3qKMpjf
 
RADIO:
 
 
Plataforma Web:
 

También te puede interesar...

Visitá nuestro canal y suscribite

Deja un comentario

Hola 👋
Recibí nuestro boletín de noticias.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.