+31
°
C
Alta:+31
Baja:+22
Sáb
Dom
Lun

Los Equipos económicos-El Debate esperado- Yayo Hourmilougue.-LaQuintaPata-L5P-Consumer Periodismo.

Un ejemplo de cierta distancia para entrar en materia e ir acercándonos:

Juan Grabois ha dicho: «Si hubiera tenido que juntar cartones, hubiera salido a chorear de caño».

¿Manipulación, hipocresía, incoherencia, oportunismo? ¿O es simplemente la consecuencia de una política a todo o nada en las últimas décadas?

Deformación ética sería un enunciado más adecuado.

Walter Benjamín, filósofo y filoso, precursor del idealismo alemán, el neokantismo, cierto romanticismo, el misticismo judío, y el marxismo occidental, desarrolló una forma interesante de concebir la relación entre violencia y derecho.  Autor australiano curiosamente marxista que vivió en nueva york y murió en 1940, demostró cómo el derecho y la violencia se alienan entre sí, según necesidades de poder. Un tema nada menor.

George Orwell en Rebelión en la Granja, retracta el abuso de poder y cómo éste corrompe a los que tienen ese poder, llegando a la avaricia, la discriminación y la traición tras discursos demagógicos. Así, los cerdos en la granja usan su poder para manipular y engañar al resto de los animales robusteciendo su dominio sobre todos ellos.

Según Benjamín, se pretende construir algo diferente ejerciendo el poder.  Aunque se trate sin embargo, de un pensamiento propiamente marginal y destructivo.

Ésta violencia verbal de Grabois que acompaña permisivamente cualquier medio para ciertos fines y encubre la causa de la violencia real de las calles, es lo más perverso de lo humano. Y lo más bajo de la responsabilidad de un dirigente. No hay en la manifestación textual contemplación con nadie, menos aún, con aquellos a los que dice proteger. Cae así en la construcción de un Poder Intelectual Marginal o en una Marginalidad desde la que pretende seguir en el empoderamiento, sin ver en ello la caída propia. Es la pérdida concreta de liderazgo. El llano. Luego será el vacío.

Bien;

Hay derecho en creer que no debería perderse tiempo en estas explicaciones, sin embargo, no es el único caso. Existe cierta violencia que se traslada a cada campaña y en muchos casos, convertida en MKT político y, aquí nos apartamos de Grabois.

Cruzándonos de vereda, podemos observar otras estrategias más sutiles, aunque preocupantes considerando que la Demagogia (electoralismo, populismo), puede ser tanto de derecha como de izquierda.

Milei intenta con un hacha solucionar lo que se requiere, es conductualmente extremo, sabedor de lo que el cansancio de la gente necesita escuchar, considera que para todo fin no interesan los medios. Es una propuesta peligrosa aunque se juzgue más educada en su formulación. En este plano, “salimos de los conceptos económicos de Milei, el candidato político es el preocupante”.

En la Argentina que viene rumbo a nuevas elecciones, de lo que vemos, o de lo que hay, la inteligencia exige la demostración de Equipos de trabajo y conocimiento con gente calificada. Compromiso y una honestidad que permita ver el distanciamiento de la corrupción estructural.

Y esto ya no depende solo de los candidatos. Más aun, es tan diferente la etapa, que “si los candidatos antes de octubre debatieran, muy poco cambiaría lo que sabemos de ellos, o la intensión y percepción del voto”. Definen la elección que viene, quienes no votaron y quienes se quedan como estaban o deciden un mínimo corrimiento.

Llegó el momento definitivo y decisorio en que debatan los equipos económicos sin descuidar  tantas áreas, clarificando a la gente acerca de lo que verdaderamente piensan hacer.

Eso simplemente, definiría la elección de octubre.

Es preciso un Melconian sin pérdida de solidez, como el que conocemos, y no el Melconian emocionado de Tiktok. Con actitudes como esas, no se suma, se resta. Recordemos que para juegos histriónicos ya están pisando tablas algunos candidatos y sobre todo Milei quien además interpreta a Leonardo Favio.

Es necesario el debate económico, sin los candidatos presidenciales.

El argentino promedio lo necesita, y ya es tiempo que lo vaya mereciendo.

Como duda recurrente, la baja en Ganancias, ¿por qué no se hizo antes?

Finalmente; Insisto con el mismo tema, como en mi último comentario:

Cualquier candidato que asuma, debería enfocar prioridades; La Macro, Inflación, jubilaciones, educación, sistema penitenciario, programas inmediatos que el congreso vote (en tanto trabajen, claro), respecto a adolescentes de 16 años que no trabajen ni estudien y registren al menos una entrada por haber delinquido, siempre y cuando no hayan matado aun.

¿Pensaron en el servicio militar obligatorio solamente para estos jóvenes mencionados?

YH.

Audio:

https://www.consumerperiodismo.com.ar/2023/09/los-equipos-economicos-el-debate-esperado-yayo-hourmilougue

Visitá nuestro canal y suscribite

Noticias relacionadas