Don Torcuato – 95° Aniversario – 3 de noviembre de 1927 – 2022

A 95 años del Pueblo de Don Torcuato…. Un antes y después de su historia..

El origen…..

Estas tierras fueron una verdadera frontera cultural de los aborígenes querandíes de las pampas y los chanáes mbeguáes, integrantes de la cultura tupí guaraní de los bañados. Tras la conquista, los primeros propietarios de tierras fueron Agustín Salazar primero, Pedro Morán después y desde el siglo XVII Diego López Camelo, con su estancia El Talar de López, la que perteneció a su familia durante dos siglos. Cerca del actual Bancalari existía un paso para vadear el río Las Conchas, conocido como Paso de López.

A partir de 1822 estas tierras pasaron a manos del General Ángel Pacheco, comenzándose a conocer la estancia como “El Talar de Pacheco”. En 1854 José Felipe Ignacio Pacheco, hijo del general, arrendó campos al sur del arroyo Basualdo, llegando de a poco arrendatarios, muchos de ellos inmigrantes, que fueron aumentando la población de nuestra región.

En 1874, del otro lado del río, en tierras de San Fernando, se instaló el Molino Bancalari, establecimiento que le daría nombre a la parada ferroviaria del Ferrocarril Buenos Aires y Campana que pasó por allí en 1876. A toda esta baja zona se la llamaría Bancalari.

Por razones de herencia, el sector sur de la estancia El Talar pasó a manos de la familia Alvear.

El Ferrocarril y la estación Don Torcuato….

Desde 1903, el Ferrocarril Central Córdoba comenzó a estudiar y construir un ramal de trocha angosta, que partiendo de Rosario llegara a Buenos Aires. Tras tender el mismo por nuestras tierras, el 22 de diciembre de 1908 se resolvió la instalación de una estación cercana al cruce del Camino de San Fernando a Campo de Mayo y el 15 de enero de 1909 se la denominó Don Torcuato, en homenaje a Torcuato de Alvear, primer intendente de la Capital Federal y padre de los propietarios de las tierras. El 14 de abril de ese año se habilitaron los servicios entre Rosario y Villa Adelina y el 15 de mayo de 1912 el servicio llegó a Retiro. Por esos años solo pasaban por Don Torcuato dos trenes diarios por una única vía.

Nace el pueblo de Don Torcuato…..

Al llegar a la Presidencia de la Nación Marcelo T. de Alvear, se propuso lotear sus tierras y crear un pueblo. En el lugar ya vivían arrendatarios, agricultores y tamberos, pero pronto se comenzaron a diseñar las calles para darle al lugar un aspecto urbano.

El 3 de noviembre de 1927, una ordenanza del Honorable Concejo Deliberante de Las Conchas aprobó el loteo, la nomenclatura de las arterias y la aceptación de las reservas para el uso público. Al comenzar 1928 se realizaron los remates de los 1144 lotes y 118 quintas.

Lo curioso es que el nombre de sus calles fue determinado por el propio presidente, ya que evocan a batallas que protagonizó se abuelo Carlos o personalidades que colaboraron con su padre Torcuato, mientras otras arterias solo tienen nombres de pila, por pertenecer todas a la familia Alvear.

Al saberse de la creación de un nuevo pueblo, comenzaron las gestiones para dotar al mismo de una escuela, creándose la Escuela Lainez 179 (actual 42), la que comenzó a funcionar en la casa de Teófilo Arricau, el 11 de septiembre de 1927, siendo su primera directora la Sra. Ofelia Ricchio, la que recorría el pueblo en zulky buscando a los niños. Ese mismo año y en el mismo lugar se instaló el destacamento policial.

En 1931 se pavimentó la Ruta 202 de San Fernando a San Miguel y el Camino a General Pacheco, actual Av. Boulogne Sur Mer. El 1 de mayo de 1932 llegó la empresa La Independencia con sus líneas 5 (después 175 y 365) y 203. Años después comenzaron a pasar por las afueras del pueblo los ómnibus de la Chevalier. Gracias a la importancia de la ruta se construyó la estación de servicio del Automóvil Club Argentino, desde donde largarían importantes premios de turismo carretera.

La zona se fue poblando con importantes quintas de fin de semana o de vivienda permanente. Sin duda la mas famosa fue Los Granados, habitada desde 1933 por Natalio Botana, dueño del diario Crítica de Buenos Aires. Su casa tenía lujos y excentricidades nunca vistos, su biblioteca era grandiosa y en el jardín había pajareras y jaulas para diversas especies animales. En el sótano de la quinta Adolfo Siqueiros pintó el mural Ejercicio Plástico, con la ayuda de Berni y Spilimbergo, quienes llegaban en el tren. En las fiestas que se daban en sus jardines podíamos encontrar a Federico García Lorca y Pablo Neruda, quien en su libro Confieso que he vivido relata una escena erótica que transcurrió en la torre de la piscina. En este rincón de Don Torcuato también se alojó la poetiza Alfonsina Storni, amiga de Salvadora, la esposa de Botana. En un sector de la quinta, con frente a la 202, Natalio le construyó a su hijo Helvio la quinta Keravan. Tan importante fue la presencia de Botana, que al cruce de la ruta y la Boulogne Sur Mer, donde estaba la quinta, aún le llaman Cruce de Crítica.

En cuanto al periodismo local, en 1936 Roberto Romano fundó el periódico Defensa, pionero de toda la región.

Natalio Botana y Eduardo Bedoya crearon en 1938 la empresa Baires Film, la que construyó unos modernos estudios cinematográficos en un extremo de Los Granados. Allí construyeron dos monumentales sets de filmación, laboratorios y talleres, con una hermosa entrada en forma de arco, coronada por una bella torre. El primer director de los estudios fue un joven francés llamado Daniel Tinayre.

En 1941, el ex presidente y fundador del pueblo, Marcelo T. de Alvear, terminó de construir su quinta La Elvira y se radicó en Don Torcuato con su esposa Regina. Allí murió Marcelo el 23 de marzo de 1942.

Cerca de la estación se había instalado el club de golf del ferrocarril, donde después se afincó el Hindú Club, quien construiría importantes instalaciones y los dos primeros edificios de altura de nuestro municipio. Además de importantes salones y hasta un moderno cine teatro.

Tras la quiebra del inglés Central Córdoba, el gobierno lo nacionalizó y el ramal pasó a depender de los Ferrocarriles del Estado, inaugurándose en 1945 la doble vía hasta Don Torcuato y un ramal de vía sencilla desde esta hasta el Hospital Militar de Campo de Mayo, asistiendo al acto el presidente Edelmiro Farell y el vicepresidente Juan Domingo Perón. Para esta época los servicios urbanos se realizaban con cochemotores diesel.

El 13 de marzo de 1945 abrió sus puertas la iglesia San Marcelo, mandada a construir por Regina Pacini de Alvear en homenaje a su difunto esposo.

En 1946, Roberto Dionisio Laplece y otros socios crearon la empresa AIRCOM.S.A y alquilaron terrenos bajos donde un año después abrieron un aeródromo. Pronto compraron las tierras y una década después pavimentaron la pista, convirtiéndose en Aeropuerto Internacional de Don Torcuato.

En 1949 el ferrocarril pasó a denominarse General Belgrano y pronto la doble vía continuó hacia el norte, comenzándose a usar locomotoras diesel, que también se detenían en la Parada Km 26, hoy estación Vicealmirante Montes. Además de los colectivos nombrados, en esta época apareció la línea 1 de La Reconquista que venía de Tigre por la Boulogne Sur Mer y veinte años mas tarde lo haría por la calle San Martín.

Desde 1949 San Marcelo es parroquia y desde julio de 1951 Don Torcuato tendría delegado municipal propio. El 15 de marzo de 1953 se fundó el Colegio Parroquial San Marcelo.

En esa década del cincuenta los estudios Baires pasaron a propiedad de Ayala y Olivera, quienes comenzaron a filmar las innumerables películas del sello Aries. Por todos los rincones de la localidad surgieron clubes y sociedades de fomento, debiéndose destacar que en 1957 nació el Rotary Club y en 1958 el Club Caza y Pesca.

El 18 de agosto de 1961 aterrizó en Don Torcuato una avioneta que venía desde Punta del Este con Ernesto Che Guevara, quien invitado secretamente por el presidente Frondizi, se dirigió en auto por el Bancalari y Boulogne hasta la quinta de Olivos. Cuatro horas mas tarde regresó a Don Torcuato desde donde despegó, para no volver mas a pisar suelo argentino.

En esos años la Ruta Panamericana atravesó Don Torcuato y estimuló la llegada de nuevas industrias y pobladores, como así también restaurantes, locales bailables y hoteles alojamiento. Por su parte el transporte automotor aumentó con la llegada de nuevas líneas de colectivos, debiéndose destacar la comunal 723, que une la estación con todos los barrios de la localidad.

En 1965 falleció Doña Regina en Don Torcuato, quien había visto crecer el pueblo que su marido fundó.

Colaborador: Ariel Bernasconi . Historiador

 

También te puede interesar...

Visitá nuestro canal y suscribite

Noticias relacionadas