+31
°
C
Alta:+31
Baja:+22
Sáb
Dom
Lun

Un penalista en un área sensible.

Quién es el ministro de Justicia propuesto por el presidente electo, y cómo será su relación con la Corte Suprema, que ya cuestionó la dolarización. La mirada de los Tribunales.

Franco Mizrahi

El presidente electo, Javier Milei, comenzó a definir su Gabinete y adelantó que el abogado Mariano Cúneo Libarona será su ministro de Justicia. Se trata de un área sensible de cara a las políticas que pretende impulsar el líder libertario ya que varias de las medidas que anunció pueden ser cuestionadas en el tercer poder del Estado.
La postulación de Cúneo Libarona abre diversos interrogantes. ¿Cómo será su relación con la Corte Suprema, que ya cuestionó la dolarización? ¿Y con el Consejo de la Magistratura, que debe cubrir casi 200 vacantes judiciales? ¿Cómo impulsará la designación del Procurador General de la Nación, para lo que se necesita el voto de dos tercios del Senado que La Libertad Avanza no tiene? A esto se suma que hay un juicio político abierto en el Congreso contra los cuatro ministros supremos, que ya fue criticado por el futuro ministro.
Abogado penalista de 62 años de edad, Cúneo Libarona integra el estudio familiar Cúneo Libarona y Asociados. Allí comparte trabajo con sus hermanos Rafael, Matías y Cristian, entre otros profesionales.
El flamante ministro postulado por Milei se hizo famoso en la década de 1990, cuando fue parte del «caso Coppola», donde fue abogado de Guillermo Coppola, entonces representante de Diego Maradona. También defendió a Amira y Emir Yoma –cuñados del presidente Carlos Menem– en causas por narcotráfico y tráfico de armas. Y hasta llegó a estar preso unos días en el marco de la «causa AMIA». En el último tiempo defendió a los acusados de la causa de la fiesta Time Warp, en la que se investiga la muerte de cinco jóvenes en un festival de música electrónica realizado en 2016 en Costa Salguero, y a uno de los empresarios imputados en el caso Cuadernos, Sergio Taselli. En el marco de esa causa, Cúneo Libarona contó en los medios que el fiscal Carlos Stornelli extorsionaba a los acusados para que involucraran a otras personas en el expediente.
En otra causa, conocida como Gestapo antisindical,  que investiga la persecución e inteligencia contra dirigentes sindicales y funcionarios, fue abogado de Juan Horacio Homs y denunció una maniobra de funcionarios macristas, actores judiciales y agentes de la AFI para perjudicar judicialmente a su representado. La lista de clientes de su estudio es muy amplia. Incluye empresarios y futbolistas de renombre.
Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad del Museo Social Argentino, fue panelista del programa Animales Sueltos por donde también desfiló Milei. El vínculo con el presidente electo viene del Grupo Eurnekián ya que ambos estuvieron relacionados con la Corporación América.
Recientemente, en una entrevista con Clarín, Cúneo Libarona dio algunas pistas de lo que pretende hacer desde la cartera de Justicia. Dijo que Milei le «encomendó redactar un proyecto para darle autarquía financiera a la Corte» y cuestionó el juicio político que impulsa el Parlamento contra los  ministros supremos. «Hay que recuperar el prestigio que la Justicia tenía antes de los años 90», sostuvo, y criticó la existencia de operadores judiciales. Dijo que terminará con ellos.
Dos de las tareas que Cúneo Libarona pretende ejecutar durante su gestión son impulsar la designación del Procurador General, cargo que está vacante y ocupa interinamente Eduardo Casal, que viene de los tiempos de Macri; y cubrir la vacante que hay en la Corte, que dejó Elena Highton. Para el primer puesto, el nombre que se ventila es el del juez de la Cámara del Crimen Marcelo Lucini. Se trata de un judicial que conoce al futuro ministro de Justicia desde hace años. Para el caso de la Corte, uno de los nombres que se hizo trascender en los medios es el de Ivana Bloch, jueza del Tribunal Oral en lo Criminal N° 4, que fue secretaria letrada de Carlos Fayt en la Corte.
Para designar al procurador y a una ministra cortesana se requieren los dos tercios de los votos del Senado, mayoría que La Libertad Avanza (LLA) no tiene ni siquiera uniéndose a todo Juntos por el Cambio, que además se fragmentará. El peronismo es la fuerza que tiene el bloque legislativo mayoritario. Si bien tras el impacto de los comicios es de esperar un reacomodamiento de los sectores partidarios en el Parlamento, está claro que ninguna fuerza tendrá una mayoría para imponer su voluntad. ¿Será Milei capaz de negociar con la oposición para poder avanzar con las designaciones en la Justicia que Alberto Fernández no pudo concretar?

Temas sensibles
El futuro ministro de Justicia conoce muy bien los secretos de los tribunales de Comodoro Py, pero acaso la mayor dificultad del próximo Gobierno esté en el fuero contencioso administrativo, que es donde se resuelven los juicios contra el Estado, es decir, donde es de esperar que se judicialicen las medidas políticas de Milei.
Por su parte, Comodoro Py no esconde sus lazos con Cúneo Libarona. Un juez federal con asiento en el edificio de Retiro lo describió como «alguien que hace mucho trabaja de primera mano en Tribunales. Conoce jueces, fiscales, abogados. Creo que puede tener un buen diálogo con la Corte». Un fiscal federal del mismo edificio dijo, no obstante, que «en Comodoro Py todos le desconfían». En Tribunales muchos creen que va a mantener el statu quo. «Para qué va a tocar algo si así como está le sirve», se preguntan.
Un encumbrado fiscal federal dio un paso más en el análisis y si bien reconoció que «Cúneo Libarona no es un negado jurídico», sostuvo que «habría que preguntarle qué opina de la dolarización, de la privatización de empresas públicas estratégicas, de educación y de salud que hoy son públicas, de la venta de órganos y de niños y niñas y del negacionismo de delitos de lesa humanidad o del terrorismo de Estado». Son todas políticas que Milei postuló y chocan con las leyes vigentes.
En el Consejo de la Magistratura se sorprendieron con la postulación. Pensaron que el ministro de Justicia sería designado por Macri. Ahora se preguntan si el expresidente será prescindente del nombramiento del representante del Poder Ejecutivo en el Consejo, donde se espera avanzar con la designación de magistrados, ya que hay casi 200 vacantes por cubrir. Allí es de esperar que Macri haga pesar su palabra y su poder.
En Tribunales afirman que es probable que la relación de Milei con los jueces supremos se normalice a pesar de los primeros cortocircuitos que se dieron por las declaraciones del presidente de la Corte y del Consejo, Horacio Rosatti, quien previo al balotaje habló de la necesidad de la unidad nacional y dijo: «Si la dolarización elimina el peso es inconstitucional».
A pesar de estas afirmaciones, en Tribunales no creen que la Justicia se convierta en un foco de resistencia a las políticas de Milei. «Salvo que intente avanzar con iniciativas desmedidas», aclararon. Algo que a la luz de lo que dijo el presidente electo en la campaña, no se puede descartar.

 

Fuente y créditos: https://accion.coop/

Visitá nuestro canal y suscribite

Noticias relacionadas