+31
°
C
Alta:+31
Baja:+22
Sáb
Dom
Lun

El Plus Ultra y Mendoza: a 98 años de un hito que cambió la historia.

El 10 de Febrero de 1926 al mediodía acuatizó el Plus Ultra en el Río de la Plata cerca del Yacht Club Argentino finalizando el primer vuelo de un avión cruzando el Océano Atlántico uniendo España con Argentina. Hazaña monumental para la época y cuyo registro quedó en la historia de las más importantes proezas hechas por el ser humano.

La máquina utilizada es un hidroavión fabricado en Alemania marca Dornier Wal equipado con dos motores Napier “Lion” de 450 HP, la longitud de la nave es de 17,25 m y una envergadura de 22,5 m; peso neto del aparato: 2500 kg y al momento del despegue totalizaba 7000 kg. Matrícula M M Wal. Me refiero al hidroavión en tiempo presente porque afortunadamente fue restaurado y se puede admirar en el Museo Enrique Udaondo de Luján, Provincia de Buenos Aires.

Cuatro fueron los valientes que realizaron el vuelo, el comandante Ramón Franco, el capitán Julio Ruiz de Alda, el teniente Juan Manuel Durán y el mecánico Pablo Rada partieron de Palos de la Frontera (Huelva) y se realizó en etapas siendo las mismas Gran Canaria, Cabo Verde, Noronha, Pernambuco, Rio de Janeiro, Montevideo y el último tramo los depositó en Buenos Aires. Recorrido de 10.000 km en un tiempo neto de vuelo de 61 horas y 44 minutos a una velocidad aproximada a los 170 km/h.

Luego de cumplir ese viaje histórico el rey español Alfonso XIII lo dona al gobierno argentino quien lo utilizó siete años más y luego quedó guardado en depósito quedando a merced del tiempo hasta su restauración a fines de los ’80.

Hasta aquí datos generales del vuelo y del Plus Ultra (del latín: “Más allá”) ahora volvemos a Mendoza y más precisamente a San Rafael donde sabemos que dentro del patrimonio cultural de esta ciudad se encuentra una de las hélices originales utilizadas en el vuelo, quien custodia este importante elemento de la aviación mundial es la Familia Sueta, quienes pusieron a disposición la hélice y así obtuvimos las fotos que ilustran la nota, en ellas se muestra su diseño aerodinámico de mucha calidad para la época y a través de las décadas sigue intacta con su cuerpo de madera y frente de ataque de bronce pulido que exhibe el alto grado de calidad en su manufactura. Una longitud de 3 metros y un peso aproximado de 35 kg.

El círculo de amarre de la hélice presenta 8 perforaciones donde se fijaban los pernos de sujeción de la misma y tiene, en la actualidad, una placa dorada con la certificación dada por la Estación Aeronaval Puerto Belgrano y es reconocida como una de las hélices con las que inició el vuelo el Plus Ultra y en alguna etapa fue reemplazada. En su cuerpo de madera está tallado el Código Identificatorio: 4687.

La presente nota es un humilde reconocimiento al vuelo del cuál el 10 de Febrero de 2024 se cumplen 98 años de esa gesta histórica. 

 

Fuente: https://mendozatoday.com.ar/

Visitá nuestro canal y suscribite

Noticias relacionadas